martes, 24 de febrero de 2015

Capítulo 4

-Espera... -susurró Melina mientras paraba a Holly con la mano -. ¿Y si están armados?
-Tienes razón -dijo la chica sin despegar la mirada de esas cuadro cabezas melenudas-. ¿Qué hacemos?
-Eh... eh... -comenzó a mirar a todos los lados-. Iré por la pala de la jardinería.

Y a hurtadillas y sin hacer algún ruido, Melina fue por la pala. Por suerte habían dos: la suya, y la del vecino. así que las tomó y regresó de la misma manera hacia Holly.

-Listo.

Ahora cada quien con una pala, caminaron hacia ellos. Melina por detrás de Holly, seguro se sentían soldados en una película de Steven Spielberg o en uno de esos juegos de Xbox que de vez en cuando jugaban para sacar toda la frustración del día.

No podían negar que en su interior, ya entraba el miedo.

-¿Có...?
-Shhh -interrumpió Holly-. Vamos a noquearlos, ¿ok?
-¿Qué?
-Ya los vi... yo te doy la señal.
-¡¿Qué?!
-1... ¡AHORA!

Holly salió rápidamente y con la pala le pegó en la espalda a no sólo uno, sino dos. "Dos pájaros de un tiro", pensó sintiéndose muy orgullosa.

-¡¿Qué mierda?! -dijo el otro supuesto ladrón algo impresionado, robando la atención de las chicas-. ¡¿Qué has hecho?! ¡ESTÁS LOCA!

Comenzó a acercarse a Holly en plan de arrebatar la pala que tenía en las manos o quizá golpearla, así que Mell tomó valor y fue la primera en lanzar el golpe... con la pala... en la espalda. El chico cayó en menos de un segundo.

Hubo una pequeña pausa mientras se miraban asombradas, pero algo contentas. Nadie que no fueran las chicas tenía derecho de acercarse a la kombi de Holly Bennett.

-Holly... -musitó la chica asustada-. ¡Holly, los hemos matado!
-Mierda, ¿soy asesina?
-¡LOS MATAMOS!
-Maldita sea Melina, ¡GUARDA SILENCIO!

Holly asustada y ahora dudosa, miró al trío en el suelo.

-¿Ladrones con traje? Já, ¿qué sigue?... ¿La reina Isabel en kimono?
-¡Deja eso Holly! ¡Los hemos matado!
-Claro que no... -se agachó un poco-. Bueno... al parecer siguen respirando.
-¿Sí?
-No sé, no veo bien.
-Joder, joder... joder... ¿qué hacemos?
-Llama a... a las chicas... yo... yo me encargo de echarles un vistazo, ¿ok? -Holly se encontraba nerviosa, no creía ser asesina... o al menos, no por ahora.
-¿Y si mejor llamamos a una ambulancia?
-¡¿Estás loca?! ¿Qué tal si sí los matamos, eh? Soy muy joven como para pudrirme en una cárcel... y tú cariño, tú también participaste.

Por último, Mell miró a los chicos noqueados en la acera, suspiró tratando de calmarse y se retiró de ahí.


-*-


-¡Heeey!

El pobre chico que faltaba de aquel trío -ahora heridos por unas palas de jardinería- comenzó a caminar en la única dirección a la que los Beatles pudieron haber ido.

-¡Chicos! -gritó sin parar de caminar-. ¡Ahora ya no se puede quedar uno comiendo porque se van!

Llegó a los departamentos donde sucedió todo aquello que merecía la principal en un periódico. Miró a los chicos en el suelo sin dar muestra de vida y a la chica que estaba ahí, recargada con el celular... entonces se acercó imaginando lo peor.

-¡¿Están muertos?!
Holly alzó la mirada algo sorprendida. -¡¿Quién eres tú?! -tomó la pala que estaba al lado de ella-. Tengo una pala y no dudaré en usarla.
-¡LOS MATASTE!
-¡Sí, idiota! ¡LOS MATÉ!... Y si no te largas, haré lo mismo contigo -se acercó a él.
-¡Holly!

Elisa salió corriendo y al ver tremenda escena, le arrebató la pala a "la asesina".

-¡¿Qué hiciste?!
-Querían robar mi kombi y...
-¡¿Qué?! ¿Robar dijiste? Nosotros te podemos comprar miles de esas -miró la camioneta vintage-. ¿Cómo por qué robarían tu vehículo?
-Pues... porque... ¡Mejor guarda silencio! -las dos miraron al chico de traje.
-¡HOLLY DIOS MÍO!

Kate salió gritando y corriendo como si el departamento se estuviera incendiando.

-¡POR DIOS! ... -se quedó congelada viendo los cuerpos ahí-. ¡ERES UNA ASESINA!
-Hey, guarda silencio -Mell cubrió su boca al instante.
-Carajo, te hubiera dicho que no trajeras a Kate -musitó Holly -. La chica se asusta hasta con una mancha pensando que es una cucaracha con una motosierra.
-Entiende la situación: Kate llega, ve cuerpos en el suelo, te ve con una pala...
-Cálmate Melina, no soy la única asesina en todo caso.
-¿Tú también Mell? -Elisa la observó y la chica sólo hundió los hombros-. ¿Nos van a explicar o...?
-Ya te expliqué. Esos... -señaló al trío inconsciente en el suelo-. Eran unos ladrones y yo sólo defendí lo que es mío. Ahora dejen de juzgarme y ayúdenme a arrastrarlos hasta el living.
-¿Al living? ¡¿Quieres que tengamos a unos muertos en nuestro departamento?!

Se escuchó un "¿qué te sucede?" de Kate por detrás de las manos de Mell.

-¿Por qué no mejor los cortamos y los comemos? Carne por un año... y no se ven nada mal eh... -comentó Elisa sarcástica mientras veía a los chicos. Holly suspiró.
-¿Me van a ayudar o qué?
-Yo llamaré a la policía, ¡TÚ ERES UNA ASESINA!
-Oh no, tú no vas a llamar ni a tu madre -Holly se acercó al chico con furia, entonces Elisa la detuvo imaginando a otro muerto reposando en el suelo.
-¿Y tú quién eres?
-George Harrison... ¿y tú?
-¿Yo? -sonrió-. Elis...
-Se refiere a si eres algo de ellos -Mell la interrumpió.
-Soy su amigo, ellos venían conmigo.
-Bien George, mejor deja de ver nuestra obra de teatro y ayúdanos a meter a tus amigos -propuso.
-¿Creen que seré su cómplice?
-Sí.
-Sí...
-Más te vale.
-Tiene que ser así -dijo Kate huyendo de las manos de Mell-. Hay que ser coherentes, no podemos dejarlos aquí estén o no muertos.

Todos miraron a la chica disciplinada sorprendidas. George sólo pudo asentir pensando en lo poco que había sucedido ese viernes.





-*-


-Ladrones en nuestra casa, qué cool... les ahorramos el trabajo. Hay que calentarles té e invitarlos a que roben nuestras pertenencias tranquilamente.
-Shhh...

Apagaron las luces de ahí y encendieron una lámpara.

-Elisa, Kate, Holly... pónganse a cada lado de los ladrones, yo les preguntaré.
-¿Y yo qué hago? -preguntó el otro Beatle confundido.
-Sentarte y callarte como buen chico.
-O te amarramos con la soga de la cortina -afirmó Holly.
-Así es... -Mell miró detalladamente al chico por unos segundos y luego, recordando la situación, enfocó la luz de la lámpara en los chicos reposando en la alfombra.
-¿Qué haces Mell?
-Eh, ya saben... lo que hacen en las películas de detectives y así.
-¡Ah, ya! Eso lo vi en...
-Silencio... -Kate interrumpió robando la atención-. Se está moviendo uno de ellos.

Elisa se acercó al chico que se encontraba más cerca y le pegó una cachetada a lo que soltó una risita al igual que Holly, Mell respondió dándole un codazo para que se comportara. El pobre chico fue reaccionando con la mejilla colorada no teniendo suficiente con el tremendo golpe que le soltaron con una pala.

-¡Vamos, despierta de una maldita vez! -gritó Holly.

Kate le hizo un ademán con la mano indicando que guardara silencio. Todos los ojos estaban enfocados en ese chico que sólo se movía... y por fin, abrió los ojos delicadamente.

-¡Ya era hora!
-... ¿Eh? -apretó los ojos-. ¿Dónde estoy?
-No no, guarda silencio. Aquí quien pregunta soy yo... -Mell carraspeó-. ¿Quién eres?
-¿No me conocen? -levantó una ceja.
-Por eso te está preguntando, duuuh -dijo Elisa.
-¡Paul, diles todo!
-¿George? -miró al chico sentado en el sofá como niño bueno-. ¡George! ¡¿Dónde estamos?!
-¡CÁLLENSE! -gritó Holly-. Pongan atención o de verdad, les juro que habrá más que unos suaves golpes con la pala.
-¿Suaves? ¡¿SUAVES?! ¡John y Ringo ni siquiera han despertado! ¡CASI NOS MATAS!
-Iban a robar mi kombi, malditos ratas.
-¡¿Robar?!
-Sí, vi sus negras intenciones al igual que Mell, así que por eso les soltamos un lindo palazo.
-Yo no quería, lo juro... ¡Entré en pánico! -dijo la chica justificándose ante las chicas-. Casi golpean a Holly.
-Bien, gracias por salvarme la vida Melina... ¿ya estás contenta?
-Falta que me beses los pies.
-¡Guarden silencio, por Dios! -Kate gritó provocando que todos la miraran. Sabían que era mejor no jugar con sus nervios-. Yo preguntaré, ¿está bien? -suspiró y miró al chico-. ¿Qué recuerdas?
-Recuerdo que... hmm... me acerqué con Ringo a una kombi y luego... luego todo se estrelló y vi mi vida pasar ante mis ojos.
-Ufff, qué dramático saliste.
-No es drama -suspiró-. Todo ha estado tan diferente hoy... Tienen que despertar a los demás, por favor.
-Olvídalo, están muertos.
-¿Qué?
-Y haremos que los comas para que vivan dentro de ti.
-¡¿QUÉ?!
-Cállate Elisa, que de tan dramático que es, no dudo que le de el soponcio aquí.

El living se inundó del sonido de unos ronquidos no desagradables pero, algo fuertes.

-¡Ringo! -Paul comenzó a moverlo-. ¡Ringo, despierta!
-Cinco minutos más...
-¡A dormir a su casa! -Holly lo pateó y el pobre chico cambió sus ronquidos por un gemido de dolor, entonces fue abriendo lentamente sus ojos azules... un tanto bellos, por cierto.
-¿Eh?... ¡¿Qui-quiénes son ustedes?!
-Me presento: soy la dueña de la kombi que tú y tu amigo, aquí presente... -señaló a Paul-. ... iban a robar.
-¿Robar? -observó al chico de cejas perfectas.
-Eso dicen.
-¿Por qué robaríamos tu kombi?
-Igual tengo esa duda.
-No no -el chico sonrió tan simpáticamente como solía hacerlo llamando la atención-. Todo esto es un mal entendido. Déjenme explicarles...
-La única explicación es que son unos ladrones... LA-DRO-NES. Si no fuera por esas hermosas palas de jardinería, mi bebé no estuviera aquí.
-¿Ahora es un bebé? -dijo Paul mientras se rascaba la cabeza.
-Se refiere a su kombi -Elisa hizo un ademán con su dedo índice indicando que su amiga estaba un poco chiflada.
-Oh...
-Shhh, todos. Escuchemos a... ¿Ringo? -preguntó Kate mientras lo observaba.
Ringo asintió. -Gracias -todos enfocaron la mirada en él-. Verán... Hoy todo ha estado tan diferente que al ver esa kombi parecida a una de aquellos años donde solíamos ser felices y no ser golpeados por una pala gracias a una chica loca, nos acercamos a ella.
-¡¿LOCA?!
-Aceptemos que Holly está un poco loca, pero ustedes la superan. ¿Cómo que "aquellos años"?
-Nosotros somos...
-¡Dejen dormir, malditos perros!

La voz de John Lennon, los insultos de John Lennon. John Lennon estaba vivito y coleando... o mejor dicho: gritando y quejándose, algo no tan novedoso.

-Vaya, hasta que despierta... -musitó Paul.
-¿Qué? -el último chico que faltaba terminó de despertar, tomó asiento en la alfombra mientras frotaba sus ojos y miró a todos-. Ufff, qué tal señoritas... ¿me he perdido de algo?
-John...
-Por qué no me dijeron que iba a ver fiesta, ¿eh? Siempre quieren todo para ustedes.
-John... shh...
-Cuatro señoritas, y nosotros somos cuatro ¿coincidencia?, no lo creo. Por favor Elvis, que este no sea un sueño -cruzó los dedos mientras sonreía.
-¿Perdón? -Kate lo miró encarnando una ceja-. ¿Puedes comportarte?

John miró a los chicos con una sonrisa que estaba a punto de convertirse en una risa escandalosa.

-¿Escucharon eso? -el chico rebelde soltó una carcajada.

Todas miraron a Kate -incluyendo los Beatles-, quizá comenzaban a darse cuenta que esa chica explotaría sí o... sí.

-Siempre lo escucho, no te preocupes -dijo Mell mirando a Kate con temor. No quería que le soltara un golpe ahí mismo.
-Sólo... guarden silencio, por favor -Kate observó a John en cuanto el chico lanzó un bufido, un gran bufido; esos que lo caracterizan cuando habla con Brian Epstein.
-Veamos: primero me pegan con un tubo...
-¡Corrección! No fue un tubo... -gritó Elisa.
-... fue una pala -afirmó Holly guiñando un ojo.
-Mi linda pala de jardinería -sonrió Mell por último.

"¿Qué clase de personas son las de ahora que hasta en el momento de hablar están conectadas?", se preguntó el chiquillo Harrison mientras miraba la escena como todos. Pero no era nada especial... sólo eran ellas. Mell, Holly, Elisa y Kate, sólo que Kate ahora estaba más centrada en no cometer homicidio gracias a ese chico que quería hacerse el gracioso.

-Una pala, un maldito tubo ¿qué importa? Me dejaron inconsciente.
-Te lo merecías, ibas a robar la kombi de mi estimada.
-No no -musitó Mell-. Él iba a golpear a Holly.
-¡¿Qué dices?! ¿Golpear a Holly?... En primera, ¿quién diablos es Holly?
-Mary Jane Bennett para ti, bastardo.
-Heeeey, relájese señorita -suspiró-. Dios, ¿por qué las bonitas son las más locas?

Holly se sonrojó un poco... pero era demasiado orgullosa como para demostrar que ese tipo provocó que sus mejillas tomaran color, así que se levantó y suspiró.

-¿Entonces no son ladrones? -tomó un puño de palomitas de maíz y se recargó en la pared.
-¡NO! -gritaron los cuatro al mismo tiempo.
-Bien... creo que, les debemos una disculpa -Mell bajó la mirada.
-¿Disculpa? Naaah, eso no va conmigo -decía mientras comía una roseta tras otra-. Además, me divertí mucho golpeándolos.
-Qué amables -sonrió Paul-. Y por el golpe... no es nada.
-Ya pueden marcharse. Se hace tarde y debemos ver una película que es más interesante que todo esto... -dijo Elisa reincorporándose.
-¿Qué? ¿Tanto para que los dejemos ir tan fácil?
-Es mejor que se larguen Mell, no pienso perderme a Johnny Depp -Holly tomó el recipiente de las palomitas y se hundió en el sofá.
-Además mañana debemos despertarnos temprano -Kate se levantó y encendió la luz.
-¿Qué película verán?
-¡Cry Baby! -dijeron Elisa y Mell al mismo tiempo, algo... emocionadas. John se asustó un poco, no le sonaba a algo de Elvis, ¿y qué podría ser más emocionante que Elvis?
-Eh... ¿Podríamos quedarnos?

Todos miraron a Ringo ahora. John cambió su cara a un gesto de "¿qué carajo te fumaste?", Paul y George miraron la expresión de las chicas, que tenían exactamente el mismo gesto de John.

-Claro que no, vayan a su casa.
-Si quieren, en un futuro... podemos prestarles la película.
-No tienen que venir a robarla -sonrió Holly y se escuchó un "ja-já", cortesía de Lennon.
-El problema no es ese, el problema es que... es... que...
-No tenemos casa.
-Eso -suspiró George-. No sabemos dónde ir.

Hubo una pequeña pausa, entonces las chicas se miraron entre sí entendiendo lo que cada una quería decir: "¿Será buena idea?" "Qué tipos tan más extraños..." "Han de estar fumados." "¿Y si los dejamos sólo un rato?"

-Denme una razón: ¿cómo por qué dejaríamos que se quedaran?
-... Tal vez porque somos The Beatles.





-*-


Todos estaban entretenidos mirando la televisión. Lo único que iluminaba el living era la luz de la pantalla que acompañaba el sonido de las palomitas de maíz siendo masticadas.

Paul miró los labios de Elisa que se movían sin decir absolutamente nada mientras comía palomitas.

-¿Has dicho algo? -le susurró.
-Shhh, mira... -señaló la pantalla con su dedo índice.

Y se escuchó un leve suspiro de las chicas gracias a los encantos de Johnny Depp. Resulta que Elisa se sabía la película completa, incluyendo los diálogos. "Bola de dementes", se dijo en su mente mientras miraba al chico estilo Teddy Boy en la pantalla.

Por otra parte, se encontraban Holly y Kate a los lados de John dejando al "pobre" chico en medio de las dos.

-¿Por qué tenemos que ver esto?
Holly enfocó la mirada en él lentamente algo irritada-. ¿Y por qué no se largan? 
-Hey, guarden silencio... -musitó Kate provocando que John la mirara.
-... ¿Cómo te llamas?
-¿Yo?
-Sí, tú.
-Kate.
-Kate, ¿sabes? Yo tengo unas gafas parecidas.
-Ohhh... qué bien -sonrió la chica, sonando algo desinteresada sin ser descortés.

El chico bufó por último aparentando que era lo único que podía hacer. Comenzaba a aburrirse, entonces se dedicó a observar el lugar, incluyendo a Ringo... que por momentos, desviaba la mirada hacia Kate. Tomó una roseta de maíz y se la lanzó. Al momento en el que Ringo sintió la palomita golpear su mejilla miró a John que levantaba sus cejas travieso... y con pena, sólo respondió con un "cállate" sin decirlo.

Al otro extremo del sillón estaba George al lado de Mell. La chica no podía sentarse en el mismo lugar que las chicas, estén o no aquellos "Beatles". Tenía un sofá individual donde podía moverse con toda la libertad que necesitaba. Llamaba su atención cómo el chico podía meterse un puño de rosetas y devorarlo en menos de un minuto para comer más... y cómo es que aun así, lucía más delgado que una modelo en una pasarela de Chanel.

George sintió su mirada y volteó lentamente, a Mell sólo le quedó sonreír...

Elisa, siendo arruinadora de momentos desde 1994, asomó su cabeza por detrás de George encontrándose con Mell. Guiñó un ojo e hizo un corazón con las manos provocando que la chica desviara la vista a la televisión. El chico George volteó y observó a la otra chica que había enfocado la mirada en Cry Baby inmediatamente antes de que sus ojos se encontraran con los de el flacucho. Había sentido que esos ojos café oscuro eran muy profundos... pero lindos... muy lindos. Demasiado lindos llegó a pensar.

-... ¿Cuándo va a terminar esta mier...?
-¡SHHHHHH! -interrumpieron las chicas al mismo tiempo callando a John al instante.

Pareciera que John moriría en ese mismo instante de aburrimiento. Lo único que lo mantenía en el living de las chicas... o mejor dicho: en su departamento, era que realmente no tenían dónde ir, ni siquiera sabían la fecha en la que vivían... ni siquiera sabía si estaba vivo o no... o si ese de verdad era un sueño.

-¿Se supone que son los 50s? -cruzó los brazos.
-Algo así.
-¿Y por qué no había visto esta película antes?
-Tal vez porque viven en un hoyo -dijo Holly harta de que no cerraran la boca.

O tal vez porque ellos venían de 1965 y no existía esa película hasta 1990.

-Mr. Sandman, bring me a dream... -el chico de cejas perfectas -como así le había puesto Mell en su mente- comenzó a cantar en tono bajo conforme cantaban en una escena de la película.
-¿Conoces la canción? -susurró Elisa algo sorprendida.
-Claro, es un clásico. Mi madre la ponía unas diez veces al día.
-Groovy, y cantas bien.
-Es que... tú sabes... soy un Beatle.

¿Saberlo? No, Elisa no lo sabía. De hecho NADIE en el mundo del 2015 lo sabía. Además... ¿Un Beatle? ¿Qué rayos era eso?... ¿Un tipo de vagabundo o algo por el estilo?

A la chica -aun pensando en la salud mental de Paul por esa última respuesta- le suele caer bien la gente con gustos antiguos que casi no se encontraba en ese siglo. Le gusta comenzar una charla con ellos e intercambiar bandas, artistas, o películas... pero al saber que esos chicos eran algo raros, sólo se limitó a sonreír un poco pensando en la clasificación "Beatle" de estos días; quizá era un intento de hipster o emo. Así que siguió viendo la película como todos...

... Todos que no fueran el pobre John Lennon y su fastidio que se notaba a kilómetros. Luego tenemos a Holly y esas piernas relucientes que estaban cerca de sus manos. Se le hizo fácil acercarlas a sus muslos y... bueno... ¿Por qué no ponerle algo intenso al momento?

-¡AAAAAAAHHH! -gritó Holly provocando que Kate saltara del susto y todas las palomitas salieran volando-. -¡¿QUÉ TE SUCEDE, IMBÉCIL?! -le soltó una bofetada.

Mell, al escuchar el estruendo de la palma de Holly golpear la mejilla del chico, tomó el control remoto del reproductor Blu-ray y le puso pausa en cuanto la chica indignada se puso de pie... sólo por si las moscas... y para no perderse ni un segundo de la película. Kate por su parte, comenzó a recoger las palomitas, y Elisa encendió la luz. Todo eso en menos de 5 segundos.

-¿Qué pasó Holly?
-¡ESTE ESTÚPIDO...! -alzó la mano para pegarle de nuevo, pero Kate la sostuvo al instante.
-Oh vamos... -John reviró los ojos-. No es para tanto.
-¡¿Qué fue lo que hizo?!
-¡ME TOCÓ!

Ringo palmeó su frente pensando en lo idiota que puede ser su amigo. Los otros dos chicos se miraron haciendo una mueca y John seguía igual, sin ninguna impresión acerca de sus ocurrencias.

-¿No lo han hecho antes? ¿O me dirás que eres una monja? -bufó.
-Kate, no me sueltes o lo mato... -y obedeciendo a la chica, Kate puso más fuerza en sus manos.
-Creo que... deben irse -dijo sacudiéndose junto con Holly.
-No... -suspiró uno de ellos-. De verdad, no sabemos dónde ir.
-¿Y para qué quieres quedarte en un convento de monjas? Ew. Mejor vamos a explorar este mundo de locos al que hemos caído chicos... por cierto, tomen rosetas de maíz... -hundió los hombros-. Por si tenemos hambre.
-¡Cállate Lennon! -gritó George.
-Disculpen a mi amigo orgulloso, es sólo que no ha tenido... ya saben...
-¡ERES UN CALIENTE...! -Kate cubrió la boca de Holly antes que dijera lo que no se esperaba.
-No podemos tener un urgido en casa, lo siento.
-Les seré sincero: odio rogar, pero en esta ocasión es necesario... -dijo George sonando lo más honesto posible-. Nos sacaron de un hotel, no tenemos dinero por ahora, no podemos llegar a nuestro hogar porque todo ha cambiado... 
-Ni siquiera sabemos en qué año vivimos.
-Y aparte de calientes, drogadictos... -susurró Elisa.
-Deben creernos. 
-Nuestro avión tuvo un problema y después... pues después despertamos en lo que parece, otro siglo.
-Por favor, dejen de bromear... ¡estamos en el 2015! 

Como dijo Ringo: otro siglo. Los Beatles se miraron extrañados, incluyendo a John... Pareciese que las chicas les estaban tomando el pelo. ¿2015? No puede ser posible. Comenzaban a pensar que quizá sí se habían drogado de más.

-Denme las drogas, chicos -Mell extendió la mano.
-¿Qué hago para qué me crean?
-¿Cómo es que se llaman...? -preguntó Elisa haciéndose la científica.
-Yo soy George, él es...
-¡Él es Ringo!
-¿Eh?... Soy Paul.
-¿Y quién es Ringo? -señaló a John -¿El caliente?
-No, yo soy Ringo -el chico levantó su mano con la sonrisa que sólo Ringo puede tener.
-Y yo John... -le guiñó un ojo a Holly.
-¿The Beatles dicen?
-Sí, los mismos.
-¿Help!? ¿Twist n' Shout? ... -todas comenzaron a negar -Oh por favor, ¿qué me dicen de Love Me Do?
-¿Qué es eso?
-Creo que son canciones -afirmó Kate.
-¡Sí! ¡Son NUESTRAS canciones! ... ¡¿Ya nos reconoces?!
-Hmmm... no.

Se dieron una palmada en la frente. John harto de esta plática se levantó y comenzó a divagar por todo el living.

-¿Buscas algo?
-Necesito saber si lo que dicen es cierto -levantó unos cojines del sofá, buscó por la mesita de centro y... miró el celular de Mell -¡Miren chicos, es como esa cámara!
-¿Acaso estás idiota? Es un LG L7.
-¿Qué mierda es eso?
-Un celular, duuuh.

Presionó el único botón y la pantalla se iluminó. Miró la imagen de los Guns N' Roses que tenía de protector de pantalla, el reloj -que marcaba las 23:14p.m.- y la fecha: bla bla blá del... sus ojos no lo engañaban... del 2015.

John soltó el celular al sofá. -¿Están jugando con nosotros?
-¿Eh?
-¡Aquí dice 2015!
-Pues sí imbécil, ese es el año en el que vives.
-Pero... pero nosotros vivimos en 1965.
Todas miraron a Elisa. -Oye Eli, ¿no son tus amigos drogadictos fanáticos de los Stones y todas esas cosas?
-Jamás he visto a estos hombres en mi vida.
Kate suspiró fuerte, igual estaba fastidiada. -Terminemos de ver la película, ¿quieren? -todos musitaron un "por supuesto"-. ¡SIN TOQUETEOS! -observó a John que sólo levantó las manos y asintió.

Entonces Mell tomó el control remoto de nuevo y reanudó la película.


{tenía que tomarle una fotografía, kasjhas♥}


-*-


-¿Están bien?
-Sí...
-Gracias, de verdad.
-No hay de qué, pero recuerden que en la mañana tendrán que irse sí o sí.
-No te preocupes por ello.

Kate se encontraba en medio del living con su bata puesta y los brazos cruzados. Alrededor estaban los Beatles acostados en los sillones, cada quien cubierto con una manta que les ofreció ella misma. Las chicas por su parte, en cuanto terminó la película, sólo se limitaron a despedirse con un "adiós" y fueron a desmaquillarse, cepillarse y a ponerse la pijama. Estaban listas para dormir y olvidar ese día de locos -como pensaban los chicos-.

-Si necesitan algo, pueden tocar una puerta de las cuatro que se encuentran cerca del baño.
-Eh... tengo una pregunta: ¿dónde está el baño?
-Al final del pasillo. Oh, olviden lo que dije... no toquen la segunda puerta de la derecha, ahí... 

Pensó en decir que ahí dormía Holly, pero conociendo a John un par de horas le bastó para ahorrarse sus palabras.

-... ahí no hay nadie, están las cajas de la mudanza.
-Bien, gracias de nuevo.
Asintió con una dulce sonrisa y apagó la lámpara. -Buenas noches.
-Buenas noches...
-Hasta mañana.
-Descansa.
-Sueña conmigo -esa última fue de John.

Antes de salir del living, -ahora convertido en una habitación de Beatles- soltó una pequeña risita por el humor del chico y comenzó a caminar a su cuarto apagando todas las luces de la casa.

-Kate... pssss, ¡Kate! -susurró Elisa mientras se asomaba por detrás del marco de la puerta de su habitación-. Ven, estamos todas aquí.
-¿Qué sucede? ... Ya duérmanse chicas... -se acercó-. Es muy tarde.
-¿Y qué? Mañana es sábado.
-Vamos, entra.

Después de que Kate cayera en su red de desvelo, Elisa cerró la puerta de su habitación poniendo seguro por si las dudas. Todas tomaron asiento en la cama, excepto Mell, que le era más cómodo acomodarse en la alfombra. Cielos, esa chica sí que amaba la libertad.

-¿Y bien?
-Seguimos dudando de aquellos chicos.
-Miren, a pesar de lo que sucedió...
-Sí sí -interrumpió Mell mientras cruzaba sus piernas -No dudamos que alguno de ellos sea gentil. Pero no nos tragamos el cuento de que vivían en 1965... ¿Acaso son el "Doctor" de Doctor Who y tienen una Tardis? Hmmm, NO.
-¿O acaso son McFly y el "Doc" y tienen un DeLorean? TAMPOCO -agregó Holly.
-Bueno... yo no viví en 1965 pero, creo que si no fuera una broma, sabría de ellos. Además dicen ser muy famosos.
-Elisa, ¿no serás poser?
-Cállate -le tiró una almohada a Holly mientras reía-. Aunque... puede que sí. De igual manera, tenía que buscar entre mis cosas y hallar el diario de mi abuelita.
-¿Tienes el diario de tu abuelita? -Mell encarnó una ceja.
-Por supuesto, es una reliquia. Y también le dije que me dejara sus muebles para mi futura casa.
-Estás como aquellos chicos: totalmente fumada -Elisa la miró con ojos de asesina.
-Bajen la voz... -susurró Kate-. ... ¿Y no los han googleado o algo?
-Yo lo hice desde que estábamos en el sofá viendo Cry Baby.
-¿Qué te aparece?
-"Quizás quiso decir Beetles" con doble 'e'. Entonces lo puse, y me salieron esos vehículos de la Volkswagen e insectos, exactamente escarabajos.
-Oh por Dios... unos locos están durmiendo en nuestro living.
-Bueeeeno, Elisa siempre duerme en el departamento y nunca nos quejamos ¿o sí? -rieron.
-Ja-ja-já. Miren chicas... -Elisa sacudió el diario de su abuelita más viejo que la reina Isabel.

Abrió el gran diario con hojas rasgadas y amarillentas por el tiempo y comenzó a buscar página por página, sólo para ver si podría aparecer algo de los dichosos "Beatles" por ahí. Aunque no descartemos que la abuelita de Elisa era más fanática de The Who y de The Rolling Stones.

-Veamos... aquí maldice a sus bisabuelos... -pasó la hoja-. Aquí las miradas con el abuelo... -otra hoja-. Aquí el baile mod con canciones de The Kinks...

Mientras Elisa hojeaba cada página, las chicas se miraban entre sí, cada una con diferentes pensamientos. El hecho de que esos chicos se quedaran no era del todo grave, además les parecían... interesantes dentro de lo que cabe. Y claro que eran apuestos... más bien como... muy finos -descartando el toqueteo de John-, altos... con porte.

Uno con rasgos muy definidos, otro con cejas bonitas... otro chico con la sonrisa más simpática jamás vista por ellas, y el otro tenía un sentido del humor algo negro pero, ¿llamativo?

-¡AQUÍ HAY ALGO ESCRITO SOBRE ESOS TIPOS!
-Shhhh, Eli.
-Lo siento -tomó aire y se preparó para leer.


"Septiembre, 1965:

Aunque no fuera una gran fanática de ellos, claro que su música era como poesía y rock mezcladas al mismo tiempo, algo que se respeta. El mundo ha quedado impactado por la desaparición de aquellos chicos con melena groovy: The Beatles."


Entonces bajó el diario y miró a las chicas sin poder creerlo. Nadie de aquellos años podría creer que los Beatles estaban durmiendo cómodamente en su living... ah, y en el siglo XXI.






-*-







¡Hola, hola!
Antes que nada, me presento: soy Salma y amo a esos chicos perdidos en el 2015, fin.

... aparte de eso; soy la última en escribir por acá, así que la siguiente es mi querida *redoble de tambores* ¡Cata! De nuevo comenzamos el círculo. Espero que les haya gustado el capítulo cuatro, y nos emociona mucho que les agrade la historia. En serio, muchas gracias <3 ahora Holly y sus súbditas se encontraron con The Beatles aka los hornys y bueno, lo demás sigue siendo un misterio ¿?

Valeria: CASI CASI le atinas, sólo por unos dos personajes y chicas jajajaja, y estamos planeando presentarlas con todo y foto (? y Cami y Carla: ... PLIN LIN LIN ¡ACERTARON!

Espero que estén de lo mejor, es un gusto saludarlas y conocerlas {a las chicas que no conocía hasta ahora} al menos por medio de comentarios. Ojalá estén pasando un hermoso cumpleaños del hermoso George Harrison, *abre la botella para celebrar* ya 72 años... ay, qué rápido pasa el tiempo.


qué bello.


En fin, nos escribimos (¿?) dentro de 3 caps más.
Cuídense mucho

-Salma Mc.


5 comentarios:

  1. Waaa ya se conocieron !!
    Ay este John es un loquillo, y... pobrecitos, digo por la paliza que recibieron jaja
    Espero el proximo capitulo :) y las chicas no conocian a the beatles??!! creo que es por lo de la linea temporal, osea ellos viajaron al futuro, desaparecieron.. we mejor no sigo XD ya queda claro con el diario de la abuela de Elisa jaja.

    Besos ♥ espero el proximo capi

    ResponderEliminar
  2. Salma muy dear

    Finalmente se conocieron! Pobres por recibir el golpazo de la pala Jajaja pero me pareció tan genial esa parte!

    Obviamente que si a mi en el 2015 se me aparecen unos tipos diciendo que son The Beatles... Y además se le parecen yo les sirvo el té sin dudar jajaja pero en el caso de ellas es muy distinto! Cualquiera creería que están mas que drogados si viviéramos en esa realidad paralela! Que distinto debe haber sido todo con la desaparición de The Beatles!

    Solo haber llegado a hacer 5 álbumes de estudio en vez de 13... Que harán los chicos cuando se enteren que realmente no son famosos en esa época?

    Que contenta me puse cuando leí que acerté! :DDDD groovy

    Feliz cumpleaños George Harold Harrison donde quieras que estés! Te extrañamos mucho flacucho :')

    Espero que Cata suba pronto :)

    Te quiero mucho Sal...

    Un beso enorme, cuidate

    P.D Salma te sigo en instagram, seguime!

    ResponderEliminar
  3. Hey! Discúlpenme por no haber comentado en el capi anteriór! >-< Todo fue culpa de Lucy (? qué? jajaj.
    Mis más sinceras disculpas por ello, capaz pensaron que no me gustó el capi, pero no crean! estuvo genial! solo que no lo había visto ^^ jajjaajaja.

    Y ni hablar de éste capítulo, WOW! mega wow!
    Aunque no relacione mucho los personajes con ustedes, porque no me he hablado con la mayoría, (miento, solo he hablado con Lucy jajaja) y aunque me pierda un poco al tener todas sobrenombres, y nombres largos y etc. Lo he disfrutado muchísimo! Realmente, morí con lo de la pala, fue épico, y lo de John? LO DE JOHN? Ufff, me encantó :') Johnny boy ♥

    Deberían, no sé dedicar un pequeño espacio para describir a cada personaje... para no perderme... no sé, es solo una pequeña idea >.< jajaja capaz que todas entendieron menos yo. Sorry :(
    Y ya, sin más que decir... AH SI! ESPERA! Happy birthday dear Georgie, eat a lot of pizza <3
    Y ya, ahora sí sin mas que decir, Bye!

    ResponderEliminar
  4. OH SUBIERON JAJAJAJJAJAJAAAJ ME DA TANTA GRACIA LO QUE HIZO JOHN QUE ME RIO MUCHO este capitulo estuvo muy coool ;SSSSSSSSSSSSSSSSS
    tienen que subir pronto porque las amo y quiero saber COMO SIGUE JAJAJAJAJ XD XD XDDDDD
    BESITOS Y ABRACITOS DE CARLI <3 <333<3<< 3< <3< 33

    ResponderEliminar